Cómo crear una tienda en línea en 10 pasos

By Luma León Rojas, Aug 04, 2022

Hoy en día es impensable abrir un negocio sin tener presencia en línea. Para muchos emprendimientos, tener una tienda en línea no es un canal adicional a sus ventas, sino la principal fuente de ingresos de sus proyectos. 

Si quieres crear tu propia tienda virtual, a continuación encontrarás una guía para lograrlo de una manera fácil y sencilla. ¿Lo mejor de todo? No requieres de conocimientos de programación avanzados para lograrlo. ¡Comencemos!

¿Qué es una tienda en línea? 

Conocida también como tienda virtual o tienda online, una tienda en línea es una página web que permite a los visitantes navegar a través de un catálogo de productos, añadirlos a un carrito de compras y pagar por ellos en el momento que así lo decidan, realizando un pedido y generando una orden de compra, la cual estará disponible para que el negocio la despache en los siguientes días. 

Al hablar del ecosistema que rodea al ecommerce, la tienda en línea es una de las herramientas más útiles para concentrar la operación de un negocio, convirtiéndose en el corazón digital de una marca, ya que le permite al vendedor poner en venta sus productos disponibles para el usuario las 24 horas del día. 

¿Para qué sirve una tienda en línea? 

Una tienda en línea sirve para vender cualquier producto que se encuentre en el catálogo de una marca. Sin embargo, aunque ya lo hemos esbozado un poco en la sección anterior, una tienda virtual puede servir para más que los procesos de compra venta y atender distintas necesidades del negocio como:

  • Catálogo digital de una marca.
  • Sitio concentrador de transacciones para el equipo de ventas.
  • Registro de ventas diarias, mensuales y anuales.
  • Herramienta de presencia digital.
  • Método de compra para clientes remotos o al mayoreo. 

¡Y puede servir para muchas cosas más! Los usos que una empresa puede darle a una tienda en línea dependen de las necesidades de la compañía, ya que al tratarse de una herramienta tan flexible, se adaptan al proceso de operación de un negocio. ¿Cómo? Mediante las aplicaciones y las integraciones que puedes sumar al funcionamiento de tu tienda virtual.

Ventajas de tener una tienda en línea

En caso de que faltaran razones para crear tu propia tienda en línea, aquí te mostramos algunas de las principales ventajas de tener tu propia tienda virtual. ¡Toma nota!

  • Podrás vender los 365 días del año.
  • Alcanzarás un mayor universo de clientes potenciales.
  • Ampliarás los alcances de tu negocio. 
  • Reducirás costos en relación a un negocio tradicional. 
  • Brindarás más opciones de compra a tus clientes.

Como ves, los beneficios de un ecommerce son múltiples y de distintos niveles, logrando que no solo sea una herramienta a favor de tu negocio, sino a favor de tu comprador, hecho que permite una experiencia de compra omnicanal, es decir, que habilita los procesos de compra para adaptarse a los gustos y preferencias de tu cliente.

¿Cómo crear una tienda en línea?

Ahora que tienes más claro qué es una tienda en línea y sus principales ventajas, veamos cómo crear una tienda en línea en diez sencillos pasos. Haz clic en cada punto para ir a cada sección.

  1. Crea un plan de negocios.
  2. Obtén los permisos necesarios.
  3. Estudia a tus clientes y a la competencia.
  4. Trabaja con proveedores confiables.
  5. Elige la plataforma de e-commerce ideal para tu negocio.
  6. Toma fotos de producto profesionales.
  7. Desarrolla las descripciones de tus productos.
  8. Diseña tus materiales gráficos.
  9. Crea tu tienda en línea.
  10. Promociónala mediante redes sociales.

Hablemos de cada uno de estos pasos para evitar las dudas ¿te parece?

1. Crea un plan de negocios

El primer paso es siempre poner los cimientos de tu empresa. Un plan de negocios te ayudará a lograrlo ya que hará que te enfoques en definir tu modelo de negocio. Considéralo como el mapa del tesoro que te conducirá a la recompensa. Si no tienes idea por dónde comenzar, te recomiendo que utilices esta Plantilla para crear un plan de negocios. Verás que es muy fácil de usar y lo mejor de todo, es gratuita.

2. Obtén los permisos necesarios

Con una estrategia en mano, lo siguiente que deberás considerar es cumplir con los permisos necesarios. Cada país tiene regulaciones específicas sobre el ecommerce, además de trámites que es necesario realizar para tener en regla la operación de tu empresa. Investiga sobre estos puntos, qué necesitas para operar y cómo puedes empezar a vender sin temer a obstáculos legales. 

En México, para vender en línea es necesario estar dado de alta ante el SAT con un RFC con homoclave, uno de los principales requisitos que todo emprendedor necesita cumplir de acuerdo a las regulaciones legales y fiscales de nuestro país. 

3. Estudia a tus clientes y a la competencia

Si ya vendes en un local físico o en algún otro canal, es probable que ya conozcas los hábitos de consumo de tus clientes y compradores recurrentes, además de tener ubicado a dos o tres competidores que pueden mantener una similitud con tu negocio. Si no es así y te encuentras en una etapa pronta de tu emprendimiento, es recomendable que conozcas y observes a tus clientes y a la competencia, ya que ambos perfiles te darán una muy buena idea de lo que necesitas hacer para brindar valor agregado a tu marca. 

4. Trabaja con proveedores confiables

Sin importar el modelo de negocio que tengas, trabajar con proveedores que no solo te brinden buena mercancía o materias primas, sino que sean formales y comprometidos, es una bendición. Más que simples proveedores, son aliados estratégicos en la conformación de tu empresa. Si ya los tienes, felicitaciones. Si estás armando tu base de proveedores, te recomiendo que tomes en cuenta tanto el precio, como la calidad, los materiales y los tiempos de entrega. 

Si te dedicas al dropshipping, este punto es aún más importante, ya que ellos tienen un papel preponderante en el desarrollo de tu compañía, pues además de abastecerte de fotos, videos y muestras de tus productos, son los que enviarán los artículos a tus clientes, tomando un rol estratégico en lo que el comprador sabe y conoce de tu marca. 

5. Elige la plataforma de ecommerce ideal para tu negocio

Una vez que has resuelto los puntos anteriores, es hora de investigar sobre plataformas de ecommerce y elegir la mejor para tu compañía. Algunas de las plataformas más populares y utilizadas son: 

  • Tiendanube
  • Shopify
  • WooCommerce

Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas, ya que poseen distintos costos y requisitos. Mi recomendación siempre será Tiendanube. Además de su facilidad de uso, no requiere de una instalación extra como WooCommerce, ni tiene un costo tan elevado como Shopify. Puedes comenzar a vender desde el día uno, e incluso te otorgan 30 días gratis para que pruebes la plataforma y observes todas las posibilidades que ofrece a tu negocio. 

6. Toma fotos de producto profesionales

Independientemente de la plataforma de ecommerce que hayas elegido, necesitarás fotos de producto increíbles. Ya sea que las tomes tú o te apoyes de un experto para la sesión de fotos, tu página web con carrito de compras requerirá de imágenes llamativas que animen a los usuarios a realizar su compra. 

Al vender en línea, deberás considerar que los compradores no tienen la posibilidad de ver, tocar y probar el producto, por lo que es necesario que incluyas fotos que les muestren el artículo en su totalidad, por dentro, por fuera e incluso con ejemplos de uso. Si deseas añadir un video corto mostrando tu producto, también lo puedes sumar a la ficha del producto. 

7. Desarrolla las descripciones de tus productos

No solo de la vista nace el amor, aunado al elemento visual, deberás desarrollar las descripciones de tus productos. Estas serán el complemento en cada una de las fichas de tus productos. Usualmente estos textos deben ser persuasivos, incentivando al usuario a añadir el artículo al carrito de compras, además de darle todo el detalle que pueden requerir los posibles clientes sobre la pieza que están adquiriendo. 

Detalles que puedes incluir en la descripción de tus productos

  1. Medidas y dimensiones
  2. Peso y gramajes
  3. Materiales con los que está hecho
  4. Método de fabricación
  5. Sugerencias de uso
  6. Instrucciones de lavado y limpieza

Puedes incluir en este espacio los aspectos que creas relevantes para que el cliente realice su compra. Mientras más conocimiento reflejes del producto y sus características, despejarás más dudas de tus compradores y les darás mayor certidumbre de que el artículo en cuestión responde a lo que tu usuario busca, ayudando también a bajar el índice de devolución de mercancía. 

8. Diseña tus materiales gráficos

Además de las fotografías, requerirás de otro tipo de materiales gráficos para vestir tu tienda en línea, como banners, GIFs y videos. Estos elementos dotarán de carácter y personalidad a tu página web con carrito de compras. Para hacerlos, puedes utilizar algunas imágenes adicionales que tengas de tus productos, así como otros elementos de diseño para hacerlas más atractivas y vistosas. 

Para crearlas, apóyate en plantillas para banners como las que puedes encontrar en el editor de Venngage. Lograrás resultados profesionales en cuestión de minutos. ¡Haz la prueba! 

9. Crea tu tienda en línea

Con todos los elementos anteriores en mano, verás que crear tu tienda virtual se convierte en algo muy sencillo y fácil de hacer. Solo necesitas armar el rompecabezas. Puedes ir creando una a una las fichas de tus productos o utilizar la carga automatizada, en caso de que tengas muchos artículos disponibles en tu catálogo.

En este video encontrarás paso a paso el proceso para crear tu tienda en línea. Es más fácil de lo que imaginas.

Si prefieres la lectura e ir paso a paso, te recomendamos esta súper guía sobre cómo crear una tienda en línea. Está llena de tips y recomendaciones valiosas que le darán un extra a tu sitio web.

10. Promociónala mediante redes sociales

El último paso, pero no por ello menos importante, es crear una campaña de promoción y lanzamiento de tu ecommerce. Puedes apoyarte de descuentos, publicidad en redes sociales, anuncios en buscadores o dinámicas como giveaways. Descubre cuál es la estrategia ideal para tu emprendimiento y ponla en práctica. 

Otras ideas que puedes aplicar para el lanzamiento de tu tienda virtual son: 

  • Campañas de posicionamiento con influencers.
  • Alianzas con otras marcas.
  • Kits de productos a precio de introducción.
  • Envíos gratis a partir de cierto monto de compra.
  • Obsequios con cada orden de compra.

Para elegir la estrategia ideal, ten en mente los objetivos de tu negocio y qué es lo que deseas lograr. ¿Es conocimiento de marca? ¿Incentivar la compra? ¿Que prueben algún producto en especial? Tener la respuesta a estas preguntas te ayudará a encontrar el camino para promocionar tu nueva tienda en línea.

¡A crear tu tienda en línea! 

Ahora que ya conoces el proceso para crear tu propia tienda virtual, lo único que resta es poner manos a la obra. Como ves, existen alternativas para tener tu página web con carrito de compras que no requieren de conocimientos avanzados en programación o diseño digital, solo necesitas apoyarte de las herramientas correctas para lograr resultados impresionantes.