Cómo crear una marca paso a paso en 2022

By Valentina Carena, Mar 04, 2022

como crear una marca paso a paso en el 2022

¿Quieres lanzarte a emprender? ¿Tienes una idea de negocio y te has decidido a ponerla en práctica? ¡Genial! En este artículo te cuento cómo crear una marca, todo lo que necesitas saber y el paso a paso para que sea un éxito.

Crear una marca propia puede traerte un gran crecimiento económico. De hecho, muchas personas se lanzan a emprender como una forma de aumentar sus ingresos a largo plazo, lo que a veces es difícil de conseguir cuando trabajas para otros.

Sin embargo, son muy pocos los proyectos que sobreviven. Las estadísticas muestran que solo 1 de cada 10 startups supera los 3 años de vida.

¿Cómo lograr que tu marca integre esa reducida lista de las que triunfan?

Hay varios factores que influyen pero, sin dudas, una de las claves está en el momento en que decides construir una marca. Si te tomas en serio cada paso de su creación, su nombre, su identidad, su aspecto y sus estrategias de marketing, aumentas la probabilidad de que perdure y crezca.

Aquí te explico 8 pasos que debes tener en cuenta al momento de crear una marca, el también llamado proceso de branding. ¡No te lo pierdas!

como crear una marca paso a paso 2022

8 pasos para crear una marca

Definir tu modelo de negocio

El primer paso (y de este depende en gran medida el éxito que puede tener una marca), es tener definido tu modelo de negocio.

Es decir, saber cómo funcionará la marca, cómo se sostendrá y crecerá con el tiempo.

Esto varía según si ofreces productos o servicios, si tu enfoque es presencial o digital, si fabricas el producto por ti mismo o lo revendes, entre otros aspectos.

Si ya tienes bien aceitado cómo funcionará tu marca, ¡genial! Sino, querrás pensar con todo detalle cómo lo harás. Desde contratar proveedores, gestionar envíos y formas de pago, etc.

Algo que no puede faltar en este paso es pensar quién es tu público objetivo: ¿Cómo son las personas que consumirán tu producto/servicio? Piensa en su género, edad, situación actual, demandas, deseos, frustraciones…

E, igual de importante, pregúntate qué necesidad viene a satisfacer tu marca.

Para que un emprendimiento triunfe tiene que satisfacer una demanda disponible. Si lo que ofreces no le sirve a nadie, o si es un nicho de mercado sobreexplotado con mucha competencia, será difícil que prosperes.

como crear una marca en 2022

Usaré el ejemplo de un emprendimiento de librería que en lo personal me gusta mucho. Venden agendas, libretas, organizadores, tazas y muchos productos más, pensados para mujeres que están en un proceso de autodescubrimiento y crecimiento personal y laboral.

En este caso, el público objetivo son mujeres jóvenes de entre 18 y 35 años, residentes del país, que estudian y/o trabajan, tienen rutinas intensas que necesitan organizar, quieren estar motivadas y superarse a sí mismas.

Esta marca ha indagado muchísimo en el tipo de público al que quieren llegar (target que yo misma integro) y, gracias a su constante investigación, ofrecen productos que parecen hechos a medida para una.

Lo que debes aprender de este caso es que cuando un cliente siente que una marca lo conoce, cae rendido. Así es, pues, como ganas un cliente fiel.

Trabajar la identidad de marca

Otro punto clave, fundacional, es trabajar la identidad de tu marca. Para ello, debes reflexionar sobre los siguientes puntos: 

  • ¿Cuál es la misión de tu marca? ¿Qué viene a ofrecer al mundo?
  • ¿Cuál es la visión? ¿Qué modelo de sociedad apunta a construir? ¿A dónde quiere llegar?
  • ¿Qué valores sostiene? ¿Qué creencias la motivan?

Todo esto puede parecer muy abstracto y hasta excesivo… “¿cómo qué misión, acaso soy la ONU?”. Pero te puedo asegurar que vale la pena tomarse el tiempo y pensarlo. Saber cuáles son tus valores y creencias te ayudará a lograr un discurso coherente, hará que tu marca sea sólida y se diferencie del resto.

Además, 69% de los jóvenes prefieren a las marcas que tienen valores definidos y toman posición ante las causas sociales. Deberías tener en cuenta esto si tu público son las nuevas generaciones.

Una vez que has delineado estos puntos, puedes usarlos como guía para pensar tu slogan, la voz y el tono de marca.

Volviendo al ejemplo de la librería, su misión podría ser algo así como “empoderar a las mujeres modernas” ayudándolas a organizar su vida diaria para lograr sus metas a corto, mediano y largo plazo.

Su visión (este aspecto puede ser idealista, ya que es el horizonte al que se aspira) es una sociedad donde las mujeres puedan soñar y tengan herramientas para cumplir esos sueños.

Sus valores se relacionan con el entusiasmo, las ganas de crecer, la constancia, la pasión y la vocación. Creen en el empoderamiento y en la posibilidad de cumplir los sueños si una actúa en consecuencia.

Todo esto ayuda a que la marca se exprese de forma coherente, usando frases y discursos que reflejan su filosofía. Incluso, en el caso del ejemplo, se suelen adoptar las expresiones de sus clientas, para que parezca que la marca no sólo las conoce sino que es una de ellas. De este modo, se mimetiza con el público al que aspira.

¿Verdad que vale la pena sumar este paso para construir una marca fuerte?

Elegir nombre de marca

Una pregunta muy válida que siempre surge es cómo crear el nombre de una marca. Es un gran desafío, ya que hay infinitas posibilidades y es una decisión que requiere creatividad.

Mi recomendación es la técnica de la asociación. Para esto:

  1. Arma una nube de palabras e ideas que asocies con tu marca (con las preguntas que te has hecho antes ya debes tener unas cuantas).
  2. Cárgalas en un diccionario de sinónimos y registra las nuevas palabras que te sugiere.
  3. Combina, mezcla, superpone palabras, agrega sufijos o prefijos. ¡Juega! Esto debería activar tu creatividad.

Sin embargo, también puedes tomar la decisión opuesta y usar el recurso de la descontextualización. En este caso, se usa una palabra que nada tenga que ver con tu rubro o lo que tu marca ofrece. Un ejemplo: la marca de ropa Mango.

Lo importante es jugar con la pregnancia, es decir, la capacidad de ser recordable y permanecer en la memoria de tus clientes reales y potenciales. 

Registrar tu marca

Una vez que has definido el nombre de tu marca, es importante que chequees si no está siendo utilizado ya por otra empresa, en especial si esta forma parte de tu nicho.

Si ves que está disponible, apresúrate y registra un dominio propio (aprende aquí qué es un dominio).

Esto es indispensable, porque tendrás que crear un sitio web y porque asegura que otro proyecto no utilice el mismo nombre y lo registre como propio.

Además, te permite crear cuentas de correo electrónico profesional (tunombre@tumarca.com), y hacer cuantas cuentas necesites para gestionar tu proyecto.

La gran ventaja de las cuentas profesionales es que, por ejemplo, puedes crear una de información general, como info@tumarca.com, otra para ofrecer soporte a tus clientes, soporte@tumarca.com o lograr nuevas ventas ventas@tumarca.com. Incluso puedes crear cuentas personalizadas para cada miembro del equipo, juan@tumarca.com o paula@tumarca.com.

¿Por qué esto, que parece un detalle, es importante? Un correo electrónico profesional:

  • Aumenta tu profesionalismo: es mejor que una cuenta genérica como Gmail o Yahoo.
  • Brinda más confianza en tu marca: demuestra que inviertes en tus canales de comunicación oficiales.
  • Es más seguro: tiene medidas de protección extra para tu información y bandeja de entrada

Desarrollar la estética

Ok, ya sabes cuál es la identidad de tu marca, le has puesto un nombre y la has registrado en la web a través del dominio y las cuentas de correo.

Ahora toca definir la parte visual, estética. Sabes que en las redes sociales (y fuera de ellas también) muchas cosas entran “por los ojos”, de manera que lograr un aspecto atractivo y coherente con la identidad de tu marca es muy importante.

En este punto tienes que:

  1. Crear un logo
  2. Definir los colores institucionales
  3. Elegir una tipografía
  4. Trabajar el diseño de la web, tienda online y redes sociales

Quizás puedas contratar a un/a diseñador/a para que te ayude en el proceso, pero en caso de que no, existen muchas herramientas de fácil uso para que puedas hacerlo por ti mismo.

Aquí, en Venngage, puedes crear un logo perfecto para tu marca en simples pasos. También algunos proveedores de web hosting ofrecen creadores de sitios web, que incluyen plantillas prediseñadas, para que elijas la que más se ajuste a tus necesidades, le coloques tu logo y colores distintivos y le des forma con sólo arrastrar y soltar.

Crea tu logo profesional con Venngage ahora

como crear una marca

Crear canales de contacto

Ya te anticipé que para construir una marca -en especial en la era digital- es indispensable crear un sitio web.

A esto debes sumarle crear perfiles en redes sociales. No es necesario que estés en todas, pero sí en aquellas en que se encuentre el público objetivo (que ya definiste en el paso 1).

Crear un blog es otra técnica que te recomiendo. Publicar artículos de valor sobre temas de interés de tu nicho es una gran forma de atraer tráfico hacia tu web y hacer que potenciales clientes conozcan tu marca.

También, si tu modelo de negocio incluye la venta por Internet, no te olvides de crear una tienda online.

Nota: Respeta en todas tus redes y canales tu voz y tono, el vocabulario y la estética de tu marca. Si, por ejemplo, tu web incluye un fondo azul y logo blanco, intenta mantener esa estética en las otras redes. Si has decidido un tono informal y referirte a tus clientes como “tú” en Twitter, no uses el “usted” en tu tienda online. Sino, parecerán muchas marcas en vez de una.

Conclusión

¡Listo! Si has llegado hasta aquí, ya sabes exactamente cómo crear una marca paso a paso.

Te dejo un extra tip: una vez que tengas tu marca y sus canales listos, asegúrate de fomentar la visibilidad e interacción con tus clientes reales y potenciales.

Esto significa implementar estrategias de marketing digital tales como la publicidad, el email marketing, la creación de contenido de valor, etc.

Y una vez que has atraído la atención de posibles clientes, asegúrate de que tengan una buena experiencia con tu marca, para que te compren (y no sólo una vez sino que regresen por más).

¡Éxitos!